El luchador ruso Akhmet Aliev derrotó a Magomedsaygid Alibekov en la noche del Fight Nights Global 83, en Moscú y debió socorrerlo junto al referí.

La patada que tiró a Alibekov fue tan brutal que el juez de la pelea y el luchador no tardaron ni dos segundos en tratar de asistir al luchador que cayó rendido de forma estrepitosa.

Embed

A menos de un minuto del final del tercer asalto, Aliev dejó sin chances a Alibekov y se convirtió en el nuevo mandamás de la categoría ligero.

En esta nota