La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, vivió una mala noche en la mesa de Mirtha Legrand, donde la conductora le reprochó varias políticas del Gobierno.

Legrand fue severa y le cuestionó que el dólar llegara a los 30 pesos, obligando a una insólita respuesta de la funcionaria macrista.

"Es como un cuerpo que durante mucho tiempo tuvo una situación muy difícil, y tenemos recaídas", metaforizó Bullrich.

Al tiempo que consideró que "estamos en un mal momento, pero lo peor que podríamos hacer es desviar el camino".

Embed

La ministra sufrió varias críticas durante la noche y tuvo que recurrir a la vieja estrategia del macrismo para cubrir sus errores: echarle la culpa a terceros. Así afirmó: "El problema es que hay que acordar con los que piensan que la única salida es el populismo".

"Desde el primer día tuvimos que defendernos porque intentaron voltear a este gobierno. Cuando fuimos con buena voluntad a sacar un montón de leyes, nos trabaron todo. Estos que intentaron voltearnos son los que ahora dicen que quieren un gran acuerdo", se victimizó.