Mirtha Legrand, la conductora de TV, reafirmó que cree que en Argentina se vive "en una dictadura" y confesó que cree que su "teléfono está intervenido".

Un reportero del programa matutino, Desayuno Americano, le preguntó a la famosa conductora de TV sobre las repercusiones de sus polémicos dichos, tras lo que ella opinó que se "sintió agravada" y que su teléfono está intervenido, aunque no quiso ahondar en explicaciones.

El cronista también le consultó su opinión respecto de la "senadora kirchnerista que quiere repudiar sus dichos en el Congreso", en referencia al proyecto de Sigrid Kunath, senadora nacional por Entre Ríos. En el proyecto se aclara que Legrand generó "una serie de ofensas no sólo hacia la investidura presidencial sino hacia el 54% de los argentinos y argentinas" que la eligieron democráticamente.

Ante la pregunta del reportero del canal América, la conductora de TV expresó que no le importaba lo que la senadora podía hacer "lo que quiera" ya que "hay libertad de expresión". ¿Contradictorio?

Embed
Video cortesía de Diario Registrado