Con banderas manchadas de rojo y con cacerolas, un grupo de manifestantes se aproximó al campo de deportes de Barcelona, donde la Selección Argentina entrena para repudiar que el equipo se enfrente a Israel en Jerusalen.

Los manifestantes consideran que el partido será un apoyo para "normalizar" la ocupación de Jerusalén Este, parte de la ciudad ocupada por Israel desde 1967, anexionada de manera unilateral en 1980 y que los palestinos reivindican como futura capital de su Estado.

El partido de la Selección, que será el sábado a las 15.30 de Argentina, se disputará en el estadio Teddy Kolek de Jerusalén en el barrio de Malha que antes era una aldea palestina que desalojada durante la guerra árabe-israelí de 1948.

afa.jpg
AFA DOS.jpg
AFA DOS.jpg
afa cuatro.jpg

La Argentina enfrentará a Israel en el último partido de preparación antes de enfrentar a Islandia, el sábado 16 de junio, en el debut del mundial.