La crisis no para, y los sectores defensores de las políticas del Gobierno, tampoco. Clarín publicó este domingo una nota en la cual asegura que comer tierra es beneficioso para la salud y ayuda a adelgazar.

“Increíble. Ni las dietas altas en proteínas, ni las bajas en grasas, ni las ricas en carbohidratos, ni siquiera las equilibradas. El nuevo sorprendente método para adelgazar no utiliza ninguna de esas fórmulas, sino algo mucho más sencillo: comer tierra”, sostienen.

El artículo toma como puntapié un estudio de la Universidad del Sur de Australia, por el cual se descubrió que la arcilla puede absorber gotas de grasa en el intestino. El autor del estudio, Tahnee Dening, asegura que “potencialmente” es “una cura para la obesidad”, la cual “le cuesta a la economía mundial cada año más de 2 billones de euros”.

"Comer arcilla es una situación común en África para evitar las deficiencias de zinc en el organismo"

El hallazgo fue hecho a partir de un experimento por el cual se utilizó un grupo de ratas dividido en dos grupos. Uno fue alimentado con arcilla montmorillonita y una dieta alta en grasas, mientras las otras siguieron también una dieta alta en grasas y un producto para la pérdida de peso líder en el mercado llamado Orlistat. Si bien ambos adelgazaron, los resultados fueron mejores en el primer grupo.

“La idea de consumir tierra suena poco apetitosa, pero en la práctica existe una larga historia sobre esta extraña dieta que se realiza a nivel mundial por un grupo reducido de personas”, sostiene Clarín en la nota.

Al mismo tiempo, el medio oficialista afirma que “quienes consumen con mayor frecuencia la tierra son niños y embarazadas, personas con un sistema inmunológico más vulnerable y más propensos al ataque de patógenos” en zonas tropicales, y cita al director del Departamento de Nutrición y Dietética del King´s Collage de Londres, Rick Wilson, quien sostiene: "Comer arcilla es una situación común en África para evitar las deficiencias de zinc en el organismo, lo cual no es propio en los países desarrollados”.