La líder de la Tupac Amaru, Milagro Sala, fue trasladada anoche al penal federal salteño de General Güemes, por orden del juez Pablo Pullen Llermanos, cuando cumplía prisión domiciliaria, medida que fue calificada por allegados a la dirigente como "arbitraria y contraria a lo dispuesto" por la Corte Interamericana de Derechos Humanos y la Corte Suprema de Justicia.

El martes pasado la dirigente de la Tupac Amaru fue hallada en el Barrio El Carmen de Jujuy, donde cumplía su detención y fue trasladada al hospital de Jujuy Pablo Soria, tras desvanecerse, aunque días después volvió a la vivienda.

En la disposición del juez, se exigió "las máximas medidas de seguridad" tanto para su traslado como para las veces que tenga que viajar a Jujuy para las diferentes audiencias judicales, por lo que se notificó tanto al ministro de Justicia de la Nación, Germán Garavano, como así también a su par de Seguridad, Patricia Bullrich.

Embed

El Comité por la Libertad de Milagro Sala afirmó que esta resolución "es una medida absolutamente arbitraria y contraria a lo dispuesto por la Corte Interamericana de Derechos Humanos y ratificado por la Corte Suprema de Justicia de la Nación que ordenó la detención domiciliaria de la dirigente social en su residencia habitual".

El año pasado, la Corte Suprema de Justicia de la Nación avaló la prisión preventiva de Sala pero ordenó que se realice con medidas alternativas, como prisión domiciliaria o tobillera electrónica, por los problemas de salud de la líder de la Tupac Amaru.

Embed

"La notificación se realizó esta noche, pero en la cédula no hay ninguna fundamentación respecto a la medida que será denunciada ante los organismos internacionales. La defensa presentará un habeas corpus en favor de la dirigente social. Desde el Tribunal Criminal donde se desarrolla la audiencia del juicio conocido como 'Pibes Villeros' será directamente trasladada a Güemes", precisó el Comité.

Embed

"La quieren muerta. El gobernador (Gerardo) Morales y el juez Pullen Llermanos continúan con su política constante de hostigamiento contra Milagro. Cada vez queda más en claro que no les interesa en lo más mínimo su vida. No les interesa la justicia sino la revancha contra una mujer que hizo lo que no hizo ningún politico en Jujuy por los más humildes", precisó el Comité.

Sala se encuentra detenida desde enero de 2016 y estuvo en el Penal de Alto Comedero de Jujuy hasta agosto del año pasado, cuando fue trasladada a El Carmen para seguir con prisión domiciliaria.

Sin embargo, en octubre de 2017 Pullen Llermanos le revocó la prisión domiciliaria y fue llevada nuevamente a la cárcel de mujeres. Pero en diciembre del mismo año volvió al domicilio de El Carmen, tras una decisión del magistrado basada en la orden de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, y acorde a lo dispuesto por la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

Sala está procesada en seis causas, pero no tiene una condena que la obligue a estar detenida. Sólo tiene una condena en suspenso de tres años, acusada de ser la instigadora de un "escrache" en 2009 en el que no participó. La protesta había sido contra el gobernador de la provincia, Gerardo Morales, quien en ese momento era diputado.