En medio de una jornada caótica en la que el dólar llegó a $40, el presidente de Fiat Argentina, Cristiano Rattazzi defendió la intensa corrida cambiaria. Su argumento es que, de esta manera, el país exportará más y él podrá vender más autos, aunque no al mercado argentino, sino en el exterior y usando mano de obra local.

Asimismo, y pese a que todas las variables económicas y financieras parecen estar fuera de control, Ratazzi elogió el rumbo y dijo que si no se tomaba este camino "Argentina iba camino a Venezuela".

“Admito que yo estuve en Europa hasta ayer. Vuelvo mucho más optimista. Yo creo que el dólar había que dejarlo libre y rápidamente encontraría su equilibrio, en vez de atesorar dólares que ellos consideran baratos”, sostuvo en diálogo con A24.

Embed

Así, planteó: “Un dólar alto nos va a hacer importar menos y exportar mucho más, y eso va a crear mano de obra funcional. No es que hay que bajar el salario. Nunca se puede pensar que uno tiene un salario el doble que otro país por hacer la misma cosa, exportar a ese país, y no tener problemas de competitividad con ese país. Eso no es compatible al largo plazo”.

A pesar de la corrida cambiaria y la inflación, que provocaron la pérdida de poder adquisitivo en el salario de los y las trabajadoras, celebró que su empresa se beneficiará de la situación: “Vamos a vender menos, seguro, pero voy a exportar más. En este momento Argentina necesita que los obreros estén trabajando para exportar. Mi fábrica trabaja en un 70% en exportaciones, entonces necesito exportar para que los obreros estén trabajando bien”.

"Ahora, los salarios son normales"

En este sentido, defendió que “ahora los salarios son normales”. “Cuando el dólar estaba anclado a 20 y ya no se exportaba más ni la economía regional ni las industriales, ahí seguramente estaban más altos que la competencia. Ahora están empezando a ser más razonables. Lo importante es que ahora salgamos todos trabajando, esta fiesta que hemos tenido la vamos a tener que pagar todos”, sostuvo.

Además, hizo explícita su defensa al Gobierno al coincidir con el jefe de Gabinete, Marcos Peña, que aseguró que van por “el camino correcto” en el plan económico. “De la otra manera íbamos hacia Venezuela. Tiene costos para todos los argentinos, y va a seguir teniendo, pero para fin de año va a reaparecer el trigo, exportaciones importantes y va a salir Vaca Muerta con una productividad extraordinaria, y muchas PyMEs ahora empiezan a pensar en exportar”.

Consultado sobre la situación del dólar llegando, en ese momento, a $36 para la venta, sostuvo: “Uno puede ver el vaso medio lleno o medio vacío. Argentina tiene que hacer un ajuste para ser más competitiva, exportar más e importar menos, y crear un superávit fiscal. Que todo eso pueda ser gratis y que todos vivan perfecto sin ningún problema, no. Va a haber un problema difícil, pero dentro de 10 años va a ser un país próspero.

“El Gobierno va siempre hacia el camino correcto, pero todavía hay que hacer una reforma laboral, que es necesaria. Hay algunas cosas que tienen que racionalizarse en el sistema impositivo”, aseguró.

Embed

En esta nota