Los trabajadores del subte nucleados en la Asociación Gremial de Trabajadores del Subterráneo y Premetro (AGTSyP) llevarán a cabo una medida de fuerza desde las 20 hasta el cierre del servicio para reclamar medidas de seguridad ante la presencia de asbesto en tres formaciones compradas a España.

En una conferencia de prensa, Metrodelegados anunciaron que todas las líneas de subte y el premetro no funcionarán desde las 20 horas.

Los trabajadores denunciaron la presencia de material cancerígeno en los vagones que el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires le compró a España.

Desde el gremio, advirtieron que “los trenes CAF serie 5000 que fueron comprados al Metro de Madrid por el entonces jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Mauricio Macri, para la Línea B, contienen asbesto, un mineral de uso prohibido en coches por ser cancerígeno y que fuera detectado en España en estas formaciones” e indicaron que “tres trabajadores fueron diagnosticados con asbestosis que es una variante de cáncer causada por exposición a este material”.

Además, señalaron que existen sospechas de que haya presencia de este componente “en trenes CAF de la serie 6000 adquiridos por el GCBA en 2013 también para la Línea B”.