En el cierre de la jornada del debate oral y público por el encubrimiento del atentado a la AMIA, el imputado Carlos Menem le encargó a sus defensores leer el alegato en el cual intento de demostrar que el no tuvo intención de colaborar con el esclarecimiento del ataque terrorista al escudarse en que le otorgó jurisdicción a la CIA y al Mossad sobre las fuerzas de seguridad argentinas en el contexto de la investigación.

WhatsApp Audio 2018-10-09 at 12.04.12.ogg

Según el escrito, “el 19 de julio de 1994 el doctor Menem le dio total libertad a la Mossad y a la CIA para que investiguen in-situ el atentado e incluso les dio jurisdicción y mando sobre nuestras propias fuerzas de seguridad, algo inédito seguramente con la finalidad de lograr el esclarecimiento y buscar a los responsables”.

“Al día siguiente, de esas entrevistas y tareas que fueron encomendaron por el presiente 20 de julio, aterrizó en Ezeiza el avión israelí con los soldados y la gente de la Mossad”, detalló la defensa del ex presidente y tomaron como prueba de veracidad que “es algo público y notorio que salió en el diario La Nación el 21 de julio”.

El próximo jueves 11 de octubre a las 10, será el turno de alegar del ex espía Patricio Finnen.

En esta nota