Un grupo de uniformados de Mendoza disparó contra un grupo de vecinos e hirieron a una niña de dos años que se encontraba en el lugar. El confuso episodio ocurrió en el municipio de San José de Guaymallén el miércoles pasado y la menor tiene una herida cercana a la sien.

En el video que se difundió por redes sociales por la revista Cítrica, se puede ver a un grupo de oficiales disparando balas de gomas contra los vecinos que intentaban impedir que se llevaran una moto que “tenía papeles”. Además, denunciaban que una mujer había sido agredida por los efectivos policiales. Ante el enojo de los vecinos, un policía comenzó a disparar balas de gomas y huyeron del lugar. Segundos después, se puede ver a una mujer con una menor a upa pidiendo que la lleven al hospital porque la niña había sido alcanzada por las balas de goma.

Embed

“La bebé tiene seis puntos en la cara por los perdigones y una herida en la cabeza cerca de la sien. Chela, su mamá, alrededor de 10 heridas entre cuello, pecho, abdomen, brazo y mano izquierda. Otra menor recibió un perdigón en el ojo izquierdo y tiene comprometida la vista”, detalló el portal Revista Cítrica en su red social junto con los videos.

En tanto, el portal Mendoza Post indicó que desde desde el ministerio de Seguridad confirmaron que la menor resultó herida y que fue trasladada al hospital Notti donde fue asistida. Sin embargo culparon a la madre por usar a su hija como escudo.

Embed

En este sentido, desde la cartera que conduce Gianni Venier explicaron que el hecho se originó en las inmediaciones del barrio Lihué, de Guaymallén y se escudaron en que “la policía perseguía a dos personas que iban arriba de una moto y al interceptarlos, estos se refugiaron en una vivienda del barrio”.

“Las dos personas tenían una actitud sospechosa y fueron captados por las cámaras de seguridad. Cuando los motociclistas ingresaron a una vivienda, los familiares y amigos se ubicaron como escudo al frente de la casa. Luego de la detención de estas dos personas, empezaron a llover piedras y los uniformados contestaron con balas de goma”, argumentaron desde el área de Seguridad provincial.

En esta nota