El Senado de Mendoza aprobó el polémico Código Contravencional provincial que penará a quienes atenten contra la fe pública, ensucien fechadas de casas, comercios o automóviles, atenten contra la moral o tengan una actitud sospechosa, entre otros puntos.

Las acciones penadas serán, entre otras, aquellas que atenten contra la fe pública y contra la credulidad de los ciudadanos al tirar cartas, evocar espíritus, indicar tesoros ocultos u ofrecerse como adivino.

Además, se prohibirá la entrega de tarjetas o recomendaciones a víctimas de accidentes, serán penados quienes ensucien o fijen carteles sobre paredes, veredas, puertas y ventanas de casas, comercios o automóviles.

Se castigará a quien deje escombros o residuos en lugares no habilitados; la inhumación o exhumación clandestina y profanación de cadáveres; las apuestas clandestinas y las carreras de animales no autorizadas, consignó la agencia NA.

También será penado quien tenga una actitud sospechosa en inmediaciones de viviendas o vehículos, circule reiteradamente por los mismos lugares o persiga a un transeúnte sin razón aparente.

Además, se castigarán "contravenciones contra la moral" como ofensas al pudor o decoro personal; el acoso sexual callejero; la incitación a mantener prácticas sexuales por precio; y la mendicidad por medio de menores e incapaces.

Se castigará la ausencia reiterada y sin justificación al colegio y se penalizará a quienes se embriaguen en la vía pública.

Según la norma, los oficiales o auxiliares de la Policía mendocina podrán detener al contraventor sin orden judicial, siempre y cuando sea sorprendido in fraganti cometiendo la infracción.

El Código fue aprobado por 20 votos a favor y ninguno en contra ya que sólo estuvo presente el oficialismo y la bancada del parido MASFE, ya que el peronismo y la Izquierda se retiraron de la votación..

En esta nota