El pedido de la AMIA a la DAIA para que desista de su acusación contra la ex presidencia Cristina Kirchner por encubrimiento del atentado generó un gran revuelo en el mundo judicial y vuelve a poner el foco en que la causa contra la ex mandataria por el memorándum de Irán estaba atada con alambres.

En su columna en Navarro 2019 por El Destape Radio, el periodista Ari Lijalad explicó los motivos que llevaron a la Asociación a exigirle a la DAIA que deje de acusar a Cristina de traición a la patria y de encubrir el atentado por la firma de un memorándum que era atribución del Ejecutivo nacional y que fue declarado inconstitucional por la administración de Mauricio Macri.

Embed

“La AMIA se oponía a ese memorándum porque hay sectores de la comunidad judía que no quieren que se investigue las conexiones que hubo en el atentado”, advirtió el periodista.

Y reveló que el motivo es que “se están bajando del barco de la causa porque saben que no va a ningún lado, no fue un delito el memorándum y que la presidenta de ese momento podía hacerlo”.

Recordó, además, que la jueza Sandra Arroyo Salgado se bajó de la querella de la muerte del fiscal Alberto Nisman porque “sabe que no va a ningún lado”.

“No les importa los muertos, sino la plata y el poder. En función de eso funcionan pero no quieren que se conozca la verdad”, sentencio.