El ex presidente Fernando de la Rúa presentó una leve mejoría luego de que fuera sometido a una angioplastia coronaria y le retiraron parte de la medicación que lo mantiene sedado.

Si bien no se emitió un nuevo parte médico formal desde el jueves, desde el entorno del ex jefe de Estado señalaron que continuará internado en el área de cuidados críticos del Hospital Universitario Austral, a donde llegó el pasado martes.

Allí fue sometido a una angioplastia coronaria a raíz de una complicación en el cuadro inicial de "infección respiratoria" que presentaba y su estado era "grave"..

El último parte médico oficial se difundió el jueves pasado e indicó que el ex presidente de 81 años se encontraba "sedado y con asistencia respiratoria mecánica, en el área de cuidados críticos".

"Al ingreso presentaba un cuadro de infección respiratoria que agravó dolencias cardiovasculares previas. Se inició tratamiento antibiótico y se le realizó una angioplastia coronaria para asistir a su corazón", señaló ese informe.