El diputado nacional por Unidad Ciudadana Máximo Kirchner expresó su apoyo al proyecto de Ley por la Interrupción Legal del Embarazo y contó la experiencia personal que le tocó atravesar con su ex mujer cuando perdió tres embarazos por aborto involuntario.

“No se trata de quien es más o mejor peronista que otro, como escuché quizás de gente que conduce mi partido, ni quien es mejor o más cristiano, si hay una pose progresista o no si se vota a favor”, advirtió el legislador antes de comenzar su exposición y pidió centrarse “en una cuestión de salud pública”.

Embed

Y criticó que “uno escucha algunos argumentos que llevan a pensar que aquellas mujeres que están a favor van a ir a abortar ir corriendo en fila y en masa como si fuese una cosa bonita y divertida”

Asimismo, contó una experiencia personal que le ocurrió hace siete años cuando su ex pareja perdió tres embarazos: “La primera la que me tocó atravesar a unos días de la elección del 2011 cuando me tocó perder un embarazo. Que eran dos, primero se perdió uno y después a los días sucedió el final. Hospital público de Rio Gallegos, todas las condiciones de salubridad. Todas. Yo les puedo asegurar que hay que pensar seriamente el dolor y las cosas que suceden en ese momento y en lo que siente esa persona también, en lo que sentía la madre de mis hijos”.

“Después supimos que era trombofilia. Hoy, por ejemplo, para que te habiliten el trastorno es recién al tercer aborto involuntario”, advirtió le legislador.

Para finalizar, en tanto, leyó una carta de “una gran amiga que hace 19 años abortó” y con la voz quebrada recordó las palabras del ex presidente Néstor Kirchner: “Quiero terminar con las palabras de un ex presidente que la única ley que votó fue la de Matrimonio Igualitario. Por mandato popular, por comprensión histórica y por decisión política; educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar y aborto legal para no morir”.