El Gobierno complica aun más el acceso a una jubilación para los adultos mayores y sube las condiciones para obtener la Pensión Universal para el Adulto Mayor (PUAM), una devaluada jubilación para quienes cumplen 65 y no reúnen los 30 años de aportes que el gobierno de Mauricio Macri requiere para obtener la jubilación o pensión.

A partir de ahora, para poder siquiera acceder a la PUAM (cuyo monto actual es de $8328, equivalente al 80% de una jubilación mínima) tendrá que reparar en requisitos vinculados al nivel de ingresos (no se podrá haber percibido, en promedio, más de $53.828 mensuales en el año previo a solicitar el beneficio), el patrimonio y los consumos.

Vale recordar que, originalmente, la prestación fue creada con un criterio de acceso casi irrestricto (no había más condición que tener 65 años cumplidos y no pedir la jubilación regular durante el tiempo de cobro de la PUAM).

Ahora solo podrán cobrarla quienes no hayan tenido, en el año previo al momento de pedir el beneficio, un ingreso bruto promedio mensual de $53.829 o más, según informó La Nación de una nueva normativa reglamentaria que se publicará en los próximos días en el Boletín Oficial.

Como segunda condición, no se podrán tener bienes cuyo valor de declaración supere los $2.583.792. A la par de ese requisito, no se podrán tener vehículos automotores cuyo valor supere los $968.922, ni aviones de ningún tipo, ni embarcaciones que tengan 9 metros o más de eslora.

El tercer condicionamiento está definido por los consumos: los gastos de la persona no podrán superar en más de 30% el ingreso promedio de $53.829 por mes. Actualmente, en términos anualizados, eso equivale a $839.732,40. Y para verificar esta situación habrá cruces de datos con los consumos pagados con tarjetas de crédito y de débito.

Actualmente cobran la PUAM 119.439 personas. En esos beneficios, ya otorgados bajo la vigencia de otras reglas, no habrá modificaciones, según aclararon fuentes del Gobierno.