Los trabajadores de la firma Noroghi de Nueva Pompeya denunciaron que el presidente, Mauricio Macri, mintió en las redes sociales al manifestar que la empresa iba a aumentar su personal, iba a expandir su planta y hasta iban a hacer inversiones que aumentaran la productividad. Una de las empleadas de la planta fue despedida por denunciar las irregularidades de la firma en el canal C5N.

"En septiembre, cuando Macri vino, la empresa ya empezó con las irregularidades, porque no pagaba las contribuciones sociales", afirmó a El Destape - Agustina Pereyra Núñez, empleada de la firma Noroghi.

La trabajadora contó que no le pagaban desde diciembre y que por ello participó de entrevistas en los medios en busca de visibilizar la crisis de la firma. "Cuando Macri vino se reunió con el dueño Fabián Colussi y fue al deposito, nosotros nos enteramos que vino, pero después de que se fue", afirmó la trabajadora.

Los empleados contaron a El Destape que los despedidos son más de 70 y en las últimas horas comenzaron a llegar los telegramas. Además denuncian que iniciaron una campaña para separarlos: "A algunos los llaman para decirles que les van a pagar el sueldo en efectivo pronto, a otros les dicen que va a estar la indemnización".

En septiembre pasado, tras la recorrida, Macri escribió: "Fabián es el creador de Noroghi, una empresa que se dedica a fabricar electrodomésticos. Este año realizaron su primera venta al exterior y serán los primeros en vender productos de Industria Nacional a Estados Unidos. Hoy lo fui a visitar en su fábrica de Nueva Pompeya para que me cuente más sobre su emprendimiento".

Embed

En el telegrama de despido que le llegó a Pereyra Nuñez figura que el motivo de la desvinculación es que haya participado del programa de C5N denunciando irregularidades en los pagos. Para la empresa, los comentarios de la empleada generaron un perjuicio en las ventas de la firma.

Además de Macri, la empresa Noroghi también recibió en su planta la visita del vicejefe de Gobierno porteño, Diego Santilli, quien se mostró sonriente en las instalaciones y hasta dialogó con el dueño.

Embed

En esta nota