El Presidente Mauricio Macri habló con una radio de la provincia de Neuquén (LU5 AM 600), donde analizó el actual contexto económico y político y señaló: "Debemos empezar a crecer, más allá del retroceso que hemos tenido con las tormentas del 2018".

Mas como una expresión de deseo que de realidad, el Ejecutivo auguró: "La Argentina va a volver a crecer y lentamente va a bajar la inflación", aunque no quiso hablar de metas y evitó ponerle un puntaje a su gobierno: "Después de todo lo que vivimos estos años he decidido no hacer calificaciones, solo trabajar incansablemente para cada argentino tenga otra oportunidad".

Embed

Al ser consultado sobre el año electoral, Macri adelantó que Cambiemos tendrá candidato propio en Neuquén: "Seguramente será el Pechi Quiroga". Pero aseguró que aún no se habló de fórmulas (a nivel nacional) porque el compromiso es trabajar para solucionar los problemas de los argentinos.

El mandatario repasó además los inconvenientes que sufrió el país durante el año pasado y diagnosticó: "Cuando uno se pone a ver qué nos pasó, que teníamos récord de venta de autos y de cemento… Nos pasaron dos cosas muy graves: 1) la sequía, porque aún dependemos mucho de las exportaciones de soja y de maíz; 2) el conflicto comercial entre Estados Unidos y China, que desfinanció a los mercados emergentes entre los que está la Argentina".

En otro fragmento de la entrevista, el Presidente consideró que "en 2018 la sociedad ha crecido mucho más que en años anteriores", porque comenzó a aceptar realidades que negaba: "Aún queríamos creer que se puede vivir eternamente gastando más de lo que uno tiene o gratis y eso es mentira".

En ese sentido, en una clara crítica a las políticas que aplicaba el kirchnerismo, comparó lo que pasaba en el país con lo que ocurre en Santa Cruz, provincia que visitará próximamente por primera vez desde que llegó a la Casa Rosada: "No es casualidad el parecido, los dos tenían fuertes desequilibrios porque gastaban más de lo que tenían".