El presidente Mauricio Macri es un gran aficionado al fútbol. Ya nos tiene acostumbrado con sus anécdotas y comparaciones en las cumbres presidenciales, o sus vídeos de tiros libres y laterales. Pero en esta ocasión, el partido no terminó de la mejor manera para el mandatario.

Esta mañana, un chico le pateó un penal ante la atenta mirada de la primera dama, Juliana Awada. Pese a haberlo atajado, la pelota le pegó en la ingle y Mauricio Macri terminó dolorido. Todo capturado en una historia en la cuenta oficial del Presidente.

Embed

El partido con los chicos sucedió en la Quinta de Olivos, en el marco del premio por el concurso organizado por McDonalds "De la mano al Mundial".

LEÉ MÁS: Macri tiene un quiste pancreático preexistente de carácter benigno

En esta nota