El presidente Mauricio Macri viajó a Córdoba por el lanzamiento de un nuevo modelo Pick Up "Frontier" de la marca de autos Nissan, y se mostró optimista sobre la situación del país: "A pesar de la tormenta en el país están pasando cosas muy buenas".

Macri se expresó de este modo al participar del acto que se realizó en la planta de Santa Isabel, en la provincia de Córdoba junto al gobernador, Juan Schiaretti y el intendente Ramón Mestre. Ante el CEO global de la automotriz, Hiroto Saikawa, Macri destacó la importancia de la industria automotriz.

"Nos topamos una tormenta de frente y nos obliga poner el hombro", afirmó el Presidente, tras explicar que esa situación fue producto de los "conflictos de la volatilidad de los mercados".

Embed

Además, señaló que "el otro problema de la tormenta es por el dólar, que se escapó", pero también recordó que la "sequía le pegó al campo", tras sostener que eso "fue un golpazo", indicó que para el año viene habrá mejores en las campañas del trigo y la soja.

"No nos quedamos llorando, tomamos muchas medidas y nos permitió afrontar la tormenta sin cambiar el rumbo porque es el correcto", sentenció, al tiempo que remarcó que "más allá de las preocupaciones, esta tormenta no es igual que algunas del pasado, porque reaccionamos y tenemos claro hacia donde vamos".

Por su parte, Schiaretti, destacó que la tarea conjunta entre la "Nación y la Provincia permite" "inversiones" como la que hizo Nissan por 600 millones de dólares, para la producción de su nuevo modelo de pick up. El mandatario, además subrayó que Córdoba es "la Cuna de la industria automotriz", y que "se está consolidando un polo de producción".

En esta nota