El aumento de las tarifas de servicios públicos se mantendrá en 2019. El Gobierno oficializó los aumentos de agua potable y de desagüe cloacal que presentará la empresa Aysa en la audiencia pública del próximo jueves.

En principio, habrá un incremento del 17% a partir del 1 de enero, que desde la compañía atribuyeron a la necesidad de compensar la aceleración de la inflación de los últimos meses y así garantizar el equilibrio operativo.

En mayo, mes en el cual Aysa suele aplicar las actualizaciones tarifarias, se había definido una suba del 26% que surgía de una previsión inflacionaria del 15%, sumado a una recomposición tarifaria.

Para alcanzar el orden financiero, la empresa aplicó aumentos del 300% en 2016 y 23% en 2017. Ya para el 2019, la firma tiene una expectativa inflacionaria del 27% que aplicará en las boletas a partir del próximo mayo. De esta manera, los barrios residenciales de coeficiente zonal alto pasarían a pagar un promedio de $617, las zonas de coeficiente medio tendrían tarifas de $552 y las zonas más vulnerables pagarán $544,5.

LEER MÁS: Vacaciones 2019: ¿poder pagar 6 mil pesos por día?

En esta nota