Parece una historia de película pero pudo ser trágica: un imputado de encubrimiento por el atentado a la AMIA fue el cronista ocasional en redes sociales de un nuevo desperfecto de la low cost Fly Bondi, a la cual se le cayó un motor y dejó varado a sus pasajeros en el aeropuerto de Córdoba.

El hecho fue denunciado originalmente por el ex reducidor de autos Carlos Telleldin, hoy acusado de encubrimiento del atentado a la AMIA en el juicio que está llegando a su etapa final. A través de su cuenta de Twtiter, el imputado relató el minuto a minuto del turbulento vuelo FO 5013, que debía viajar hacia El Palomar.

LEÉ MÁS: El día que Mauricio Macri le hizo publicidad a Fly Bondi

Desde el aeropuerto Pajas Blancas confirmaron a El Destape que "el vuelo fue cancelado por problemas técnicos" y según contó Telleldin "fueron fallas en el motor izquierdo del avión".

Además, el acusado advirtió que hubo incidentes en el lugar debido a que la demora del vuelo llegó a casi 12 horas y los pasajeros habrían golpeado a los trabajadores de la empresa.

Embed
Embed
Embed
Embed
Embed
Embed
Embed
Embed

En esta nota