La chef Maru Botana rompió el silencio luego del escándalo que se desató al revelarse que un local con su nombre tenía una conexión clandestina de electricidad y explicó la situación en sus redes sociales.

A través de su cuenta de Instagram, Botana publicó dos videos donde asegura: "Estoy muy angustiada, me cayó una bomba el jueves.

Embed

La cocinera sostuvo que "fue horrible" porque "cuida un montón" su marca y explicó que ella se ocupa "de lo gastronómico", al tiempo que disparó contra los responsables de la franquicia: "Nunca imaginé que no se iban a ocupar de esto".

"Estoy tratando de solucionar todo esto. No tengo nada que ver", resaltó, a la vez que criticó a quienes le envían comentarios "hirientes".

En esta nota