Mario Quintana, ex vicejefe de Gabinete y mano derecha de Marcos Peña, regresó a la Casa Rosada luego de que lo apartaran de su cargo en medio de la crisis económica y política que atravesó el Gobierno.

Según trascendió, Quintana reapareció en la casa de gobierno para despedirse de su equipo, dio a entender que continuará vinculado a la actividad pública y se llevó los muebles que había puesto en su ex despacho.

"Voy a tomarme un tiempo de reflexión, no se si dentro o fuera del país", dijo Quintana en los pasillos de la Rosada, según informó La Nación. El ex funcionario aseguró que "por ahora" no trabajará en el ámbito público o privado pero no lo descartó a futuro.

Además de los saludos, Quintana también se llevó consigo los muebles que había sumado a su ex despacho. "El escritorio no porque era de Aníbal Fernández", le dijo a sus cercanos.