En la cobertura de un crimen en la ciudad de Ituzaingó, donde el padre de una cardióloga falleció por un disparo en el corazón luego de que delincuentes se hayan hecho pasar por pacientes de su hija, el programa de Mariana Fabbiani se ganó el repudio de la audiencia por robarle el móvil a 'Corta por Lozano', de Telefe.

Sabrina, que recibió siete balazos y pudo sobrevivir, primero habló frente a un amplio grupo de movileros pertenecientes a distintos canales de televisión, pero de a poco, Martín Candalaft, cronista del programa de El Trece, fue acercándole a la víctima un auricular para que pueda comunicarse con Mariana y los demás integrantes del programa de El Trece.

Embed
Embed

Cuando Candalaft le puso el retorno en el oído a la cardióloga, impidió que sus colegas puedan dialogar con ella. Y Heber Ybañez, el notero del programa de Verónica Lozano, expresó su enojo, indicando que hasta allí había llegado la cobertura: “Bueno, Vero, son cosas que no tienen que pasar”, disparó.

Por su parte, la conductora sostuvo: “Igual hay que tratar de respetarla a ella, menos mal que no le pusiste el retorno vos, porque que más le podemos preguntar”.

Incluso la productora del ciclo de Telefé, Lola Viviani, expresó su enojo en Twitter y chicaneó: “Cuando a los cronistas en la calle les falta MUCHA calle y profesionalismo…. bancamos siempre a Heber Ybañez y el equipo de móvil de Cortá por Lozano, que con respeto y compañerismo se gana cada testimonio que sale aire. Ah, y si dudan, vayan al rating”.

Embed