En conferencia de prensa, el Jefe de gabinete, Marcos Peña, no negó que la disparada del dólar se traslade a precios y guardó silencio sobre las medidas a llevar a cabo para que los trabajadores no pierdan poder adquisitivo: “Hay variables que nosotros no manejamos”.

“En primer lugar, se logró un acuerdo con el sector petrolero para postergar cualquier aumento por 60 días. Hay variables que nosotros no manejamos como país y Gobierno como el precio del petróleo que ha aumentado fuertemente”, reparó el funcionario y valoró la “responsabilidad de las empresa mientras se logra estabilizar la situación”.

Embed

En cuanto a la pérdida del poder adquisitivo, Peña replicó que “todos los acuerdos salariales que se han firmado en el sector privado fueron libres y todos contemplan cláusulas de revisión” y subrayó la importancia de “equilibrar la cuestión del empleo con el poder adquisitivo”.

“Hoy están arbitrados los mecanismos para cuidar el valor del poder adquisitivo. El nivel de actividad creemos que es central sostenerlo, mantenerlo y promover inversiones como está ocurriendo en todos los sectores de la economía”, concluyó.

En esta nota