El Gobierno decidió dar marcha atrás en una de sus medidas más impopulares que achicaban los ingresos de los empleados.

El ministro de Trabajo, Jorge Triaca, suspendió por 30 días las modificaciones establecidas en zonas diferenciales para el pago de asignaciones familiares.

En un comunicado, la cartera laboral aclaró que de este modo se retrotraen los montos de las mismas a las escalas vigentes previas a la publicación del decreto.

"Durante este período se realizará una evaluación del alcance de la medida y los tiempos de implementación de la misma, con el objeto de seguir trabajando para alcanzar un Sistema de Seguridad Social más inclusivo y sustentable", señaló el ministerio.

LEER MÁS: Macri sufre la peor caída económica desde su asunción

En esta nota