Según el último informe del Observatorio de Políticas Públicas de la Universidad Nacional de Avellaneda, el costo para mantener un vehículo aumentó hasta un 55% en el último año.

Para el estudio, se seleccionaron tres tipos de vehículo característicos de distintos segmentos socioeconómicos, los resultados arrojaron que el aumento anual promedio en 2018 en el costo de mantener un auto de gama baja fue de 55,8%; uno de gama media, de 49,5%; y uno de gama alta, 47,9%.

informe1.png

Según el relevamiento, no sólo el valor de las unidades se vio incidido por el proceso inflacionario: todo el conjunto de rubros que hacen al mantenimiento de los vehículos también siguen verificando importantes correcciones de precios en los últimos meses. Además, si se toma diferentes rubros se tienen algunos aumentos muy considerables: el peaje en zonas urbanas llegó a aumentar hasta un 81,8% y el alza en el combustible fue del 78% acumulado anual.

Y en línea con la inflación, se tienen aumentos en la VTV del 42,8% y en el estacionamiento del 33,3%.

informe 2.png

El informe ligado a la Carrera de Economía de la UNDAV que dirige Santiago Fraschina, advierte que las subas promedio por encima de la inflación son el reflejo de la caída de poder adquisitivo de los salarios, ya que la cobertura de los salarios promedio respecto de la canasta automotor se redujo hasta 29,8% en los últimos dos años.

Asimismo, como consecuencia de la devaluación, se registraron aumentos de hasta 20% en vehículos de Volkswagen y Chevrolet y el índice de precios de automóviles subió más de 33% en los primeros dos cuatrimestres de 2018.

Y sumado al aumento considerable que significa mantener un auto, se suma la caída de las ventas de automóviles que en el último trimestre cayeron un 19,8%.