Oficiales armados de la Gendarmería fueron enviados a las oficinas de la Empresa Distribuidora Sur Sociedad Anónima (Edesur), luego de que una gran cantidad de gente se acercara al lugar para reclamar por los fuertes aumentos en las tarifas de los servicios públicos y por el temor al corte del suministro.

Embed

Según publicó el portal "La izquierda diario", los integrantes de las fuerzas de seguridad se hicieron presentes en el lugar para "contener" la bronda e indignación de la gente por el tarifazo. El hecho ocurrió en la sede ubicada en la calla San José al 190. Los presentes están hace más de tres horas esperando para ser atendidos.

Los usuarios reclaman porque les llegan facturas de 3000 a 6000 pesos, en muchos casos con aviso de corte del servicio. En las imágenes capturadas por la izquierda diario, se ve a uno de los gendarmes armado.

Embed

En esta nota