El popular gato Grumpy Cat nos demostró que los animales pueden tener expresiones muy humanas como el enojo o la irritabilidad, aunque no se sientan así de verdad. Esta vez es Madame Eyebrows la que nos enternece con su mirada tristona. Esta perrita bulldog tiene unas cejas muy particulares que le dieron su nombre, pero en verdad es una mascota feliz y juguetona.

La curiosa expresión que toma la cara de Madame, como si pidiera perdón con su mirada constantemente, logró enternecer a todos los usuarios que la siguen en su cuenta de Instagram, en la que se pueden ver fotos de su vida cotidiana junto a sus dueños y su amiga perruna Luna en Alemania, donde vive.

LEÉ MÁS: LA MANERA MÁS TIERNA DE FORMAR UN HURACÁN

En esta nota