En los papeles, el encuentro de esta mañana pretendía presentar el programa Argentina Exporta con el objetivo de que el país triplique sus ventas al exterior hacia 2030, incrementando en un 316% la participación de las pequeñas y medianas empresas. Sin embargo, toda la atención estaba puesta en una persona: Elisa Carrió.

La diputada protagoniza la pelea interna en Cambiemos que preocupa con dinamitar al oficialismo. Y es que lejos de poner paños fríos a su pelea con el ministro de Justicia, Germán Garavano, lo convierte en su objeto de repudio sistemático.

Carrió tuvo que abrir la presentación formal del plan oficial y, a la salida, fue abordada por los periodistas a quienes les describió que el Presidente solo le "dio un besito".

macri carrio beso.jpg

El programa presentado por el Gobierno surge debido a que, en la actualidad, hay 9.600 empresas que operan en la Argentina que exportan sus productos y servicios a países que representan el 10% del Producto Bruto global. El objetivo oficial es que sean 40.000 las compañías que vendan al 50% de la economía mundial.

El país arrastra un fuerte déficit comercial: entre enero y agosto trepó a US$ 6.993 millones, contra 4.435 millones registrado en igual período de 2017.

"Tenemos que diversificar mercados y federalizar la estrategia exportadora, trabajando mancomunadamente con las provincias y los municipios para facilitar e impulsar a que los emprendedores locales busquen colocar sus productos en el exterior", dijo el ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica.