El presidente Mauricio Macri junto a su esposa Juliana Awada visitó a la policía Rocío Villareal quien permanece internada tras haber sido baleada el pasado lunes al resistir el intento de copamiento de la comisaría de San Justo.

La visita presidencial fue confirmada por el ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, Cristian Ritondo, quien también concurrió a la Clínica Fitz Roy a ver a la joven sargento de 25 años que esta semana fue ascendida al cargo de subteniente.

"Estuvimos con el presidente y su esposa y realmente la vemos muy bien, con mucha fuerza y ganas. El presidente le manifestó el acompañamiento que tiene ella y su familia", comentó el ministro.

Y agregó: "Que venga el presidente provoca una gran emoción en un policía herido. Fue una charla muy amena, hablaron unos minutos y ella le pidió tomarse una foto".

En tanto, al ser consultado sobre la superpoblación de presos que había en la comisaría el día del hecho, Ritondo expresó: "hay locuras que son locuras y seguramente siempre tenemos que tomar recaudos para ir mejorando. Esto no fue una situación de inseguridad, a veces hay locuras y si bien trabajamos para que estas cosas no ocurran, la toma es imposible de pensarla. Repito que yo prefiero que los presos estén apretados en la comisaría y no afuera delinquiendo".

En esta nota