Desde sus vacaciones en el Sur del país, el presidente Mauricio Macri volvió a referirse a la vez que calificó de "culón" al entrenador de River, Marcelo Gallardo, y ensayó una insólita justificación.

En una entrevista que dio el pasado viernes a la radio LU5 AM 600 de Neuquén, el jefe de Estado fue consultado sobre su vergonzosa crítica a Gallardo y en vez de reconocer las capacidades del DT, intentó excusarse de forma bochornosa.

"Digamos que el mundo en el que vivimos es raro porque tenemos conversaciones privadas que se transforman en públicas", afirmó.

En esta nota