En el marco de su "viaje de descanso" por Tandil, el presidente Mauricio Macri fue recibido con una protesta contra sus políticas de gobierno y con el reclamo de que vuelva a funcionar el tren en su ciudad natal.

Frente al Hospital de Niños del municipio, con banderas y pancartas con la inscripción “Macri=Hambre”, vecinos comenzaron a cantar el famoso cantito del verano contra el mandatario y exigieron para que vuelva a funcionar el tren que fue levantado por orden de Nación y Provincia.

Embed

A pesar de que la noticia de su vista no se conoció hasta último momento, eso no impidió que un grupo de manifestantes de gremios docentes y autoconvocados le dejaran en claro a Macri que no es bienvenido a su tierra natal.

En esta nota