Mauricio Macri, poco apegado a trabajar los feriados y fines de semana, tuvo que realizar una actividad hoy.

El presidente de la Argentina brindó unas breves palabras ante las autoridades que participaron de la Tercera reunión de ministros de Finanzas y presidentes de Bancos Centrales del G20.

“El G20 es mucho más que una Cumbre de Líderes: es un proceso gradual de diálogo pluralista y negociación global. Las conversaciones que se desarrollan en este foro tienen impacto en cada uno de los ciudadanos de nuestros países”, afirmó el mandatario sobre el cierre del encuentro de dos días en el Centro de Exposiciones y Convenciones (CEC) de la ciudad de Buenos Aires.

Ante los 57 jefes de delegación, entre ministros, presidentes de autoridades monetarias y titulares de organismos internacionales, Macri pidió trabajar en conjunto “para generar un crecimiento más inclusivo”.

En ese sentido, destacó los avances en las reunions previas a la Cumbre de Líderes porque “permiten crear confianza, forjar vínculos entre los funcionarios y desarrollar agendas de cooperación multilaterales”. De cara a la cita de mandatarios, que se realizará el 30 de noviembre y el 1 de diciembre, en Buenos Aires, pidió un comunicado conciso, redactado en un lenguaje claro, para poder “llegar a esos hombres y mujeres que se levantan todas las mañanas para dinamizar” la economía.