El presidente, Mauricio Macri, enfureció en su cuenta de Twitter por el supuesto ataque a los cocineros que abrieron una pizzería en Escobar en medio de la recesión.

"El único antídoto ante este veneno social que persigue inocentes es mantenerse unidos. Tenemos que aislar a las personas envilecidas que buscan el fracaso de los demás", afirmó.

"ESTAMOS JUNTOS. NO NOS VAN A AMEDRENTAR", escribió en mayúscula y citando la entrevista que Antonio Laje le hizo a la pareja.

Embed

Macri había ido a visitar en helicoptero a Verónica y Federico, en Escobar, donde los jóvenes abrieron su propio negocio.

"Abrieron en medio de la recesión", fue el mensaje desesperanzador de Macri a los jóvenes emprendedores.

Embed
Embed
Embed
Embed
Embed

En esta nota