El presidente, Mauricio Macri, reconoció que en el último año se crearon más empleos en negro que en blanco. El dato muestra un problema porque esta clase de trabajo es de baja calidad, debido a que no permite el pago de aportes correspondientes y no garantiza derechos laborales básicos.

Embed

"Tenemos la buena noticia de que se crearon 600 mil puestos de trabajo en el último año, pero más de la mitad son en negro", sostuvo Macri.

Para justificar la creación de trabajo en negro, el Presidente no culpó a la falta de controles, sino que lo atribuyó a que muchas provincias no aceptaron la aplicación de la ley de ART.

"Esta ley favorece a todos los trabajadores, porque permite que las PYMES y los comerciantes no se fundan al primer juicio trucho que les inician", sostuvo Macri.

En esta nota