En un demorado mensaje, el presidente Mauricio Macri anunció que el país está en "emergencia" y confirmó que volverán las retenciones a las exportaciones, pese a que reconoció que es una medida en la que está en contra. Además, afirmó que reducirá "a la mitad" al gabinete pero le echó la culpa al contexto internacional por la crisis.

Con gesto adusto, Macri le pidió un "aporte mayor" a los exportadores, con lo que confirmó que volverán las retenciones que este mismo gobierno eliminó a fines de 2015. "Es un impuesto malo, malísimo", dijo para intentar justificar la medida.

Embed

Macri reconoció que esta devaluación impactará en la inflación y la pobreza y por eso dijo que por eso habrá un "refuerzo" para la Asignación Universal por Hijo "en septiembre y diciembre".

Sin confirmar las salidas y llegadas al gabinete, Macri se limitó a decir que reducirá su gabinete "a la mitad". "He decidido compactar más mi equipo para dar respuesta focalizada", afirmó.

Y por último, confirmó que se "reforzará" el plan de Precios Cuidados, al cual denostó durante su campaña 2015.

A la hora de evaluar los motivos de esta crisis que no vio venir, Macri le echó la culpa a "la sequía", "la guerra comercial entre Estados Unidos y China", "la suba del petróleo", y hasta "la causa de los cuadernos".

Embed

En esta nota