El presidente Mauricio Macri habló ante empresarios y salió a defender la aplicación de retenciones a productos agrícolas e industriales, medida que generó molestia en el sector del campo y en los industriales. Así, ensayó un "sufrimiento" por las políticas de austeridad, que son consecuencias de sus propias medidas de ajuste aplicadas en casi tres años.

Luego de los cambios en el Gabinete, Macri habló ante empresarios en la conferencia anual de la Unión Industrial Argentina (UIA): "Sabíamos que nos esperaba un camino largo con muchísimos desafíos. Es importante valorar lo que logramos hasta ahora".

Allí aseguró que es necesario aprobar el Presupuesto 2019 y acordar con el FMI. "Las dos cosas van a dar certidumbre", lanzó.

En esa línea, se mostró confiado en que el actual modelo económico es el indicado. "Tenemos claro cuál es el camino para salir de la tormenta y estabilizar la economía: lograr un presupuesto equilibrado y sumar un nuevo acuerdo con el FMI", afirmó.

"Y ahí sí poder retomar el financiamiento externo para reanudar la senda de la inversión. No hay otro camino, no hay soluciones mágicas. Basta de pensar en cambios de nombres, los argentinos tenemos que hacer los deberes", sumó ante un auditorio repleto, en Parque Norte.

Embed