El avión de la realeza española chocó al avión presidencial Tango 04 y le causó severos daños con la punta del ala izquierda al techo de la cabina del Boeing 737-500. El Gobierno decidió enviar a la aeronave extranjera de gran tamaño a un área que no tiene la señalización necesaria.

El Airbus 310 de España fue desviado a la plataforma industrial del aeroparque Jorge Newbery, por lo que la nave real tuvo que calcular a ciegas el trayecto y, pese a la pericia de los trabajadores de Intercargo, el piloto impactó con el avión de la flota presidencial argentina, explicaron fuentes del sector a El Destape.


Tango 04.jpg
Fuente: Aviación en Argentina.Fuente: Aviación en Argentina.
Fuente: Aviación en Argentina.

Esta zona industrial no tenía demarcadas las líneas de rodaje y giros, así como las posiciones para estacionar de las aeronaves. Pese a ello, el organismo de control, la ANAC, decidió enviar el avión de los reyes de España, de tamaño considerable, a maniobrar de noche en una zona no señalizada.

"Sin las señales demarcatorias en el piso y de noche, hubo que calcular a ciegas por donde transitaba el Airbus 310 real teniendo en cuenta que, sobre la izquierda de dicha aeronave, se encontraba el Tango 04 Presidencial de la República Argentina", informaron desde el organismo a Aviación en Argentina.

Anteriormente, este tipo de aeronaves eran derivadas al sector militar, pero el Gobierno la remodeló para darle un uso civil ante la creciente suma de rutas por parte de las empresas "bajo costo". El ente que depende del ministro de Trabajo, Guillermo Dietrich, le entregó esta zona de Aeroparque en exclusividad a Avianca.

Además, el Gobierno tenía al Tango 04 en aquel sector y debió derivarlo al industrial. Por los descuidos de la ANAC de Tomás Insausti, que responde a Dietrich, la aeronave oficial sufrió importantes daños en el techo de su cabina.

Los incidentes similares son abonados por la empresa que generó el golpe si se trata de aerolíneas comerciales. Difícilmente la impericia de Dietrich e Insausti los lleve a reclamarle a España el monto por el arreglo a la máquina de la flota presidencial.