Luego de algunas demoras, justificaciones curiosas y reclamos varios, se dio a conocer la declaración jurada de Mauricio Macri ante la Oficina Anticorrupción. Allí, el actual candidato a presidente del frente Cambiemos aseguró poseer casi 53 millones de pesos en bienes y dinero más unos 3,8 millones en deudas.

En el documento que hizo público la OA se pueden observar que el jefe de Gobierno porteño posee acciones en empresas agropecuarias, cuentas en Suiza y los Estados Unidos y préstamos a su favor al ministro de Hacienda, Néstor Grindetti, y el "ministro sin cartera" de la Ciudad, Nicolás Caputo.

Macri declaró tener tres inmuebles en el país, uno en Tandil y dos en la ciudad de Buenos Aires a lo que hay que sumar un inmueble en Uruguay. Además, incluye participación accionaria en SOCMA, el holding que fundó su padre, Franco, y otras empresas, principalmente del rubro inmobiliario y agropecuario.


Asimismo, el jefe de Gobierno declaró haberle prestado a su ministro de Hacienda, Grindetti, por 440 mil pesos al final del año pasado, y más de $18 millones a Nicolás Caputo, su viejo amigo desde los tiempos del colegio Cardenal Newman y mano derecha.


En el sistema financiero, Macri declaró tener 3 millones de pesos en el país, a los que habría que sumar una cuenta en los Estados Unidos y otra en Suiza. Como la DD.JJ. se calculó a un tipo de cambio de 8,45 pesos por dólar, se puede deducir que la cuenta en los EE.UU. posee U$S 1.233.374 y la helvética, U$S 897.673.

El dato contrasta con lo informado a la Escribanía General de la Ciudad en el corriente año. Allí, informó poseer $60 millones y otros 2 millones de dólares. Hay unos 7 millones de pesos de diferencia entre uno y otro documento.

En el período analizado, Macri aseguró haber tenido ingresos por $ 768 mil por las cuatro categorías alcanzadas por el impuesto a las Ganancias, incluido su sueldo de 5.200 pesos mensuales como jefe de Gobierno, a lo que habría que sumar otros 12,3 millones de pesos que no son alcanzados por el tributo.