El presidente Mauricio Macri arribó temprano a Estados Unidos para comenzar una seguidilla de reuniones en busca de inversores que puedan detener la crisis económica que él provocó en el país, sin embargo, tendrá el domingo libre para ver el enfrentamiento entre Boca y River.

El jefe de Estado llegó cerca de las 7.30 a New Jersey con su comitiva y se alojó en el hotel Laghman de Manhattan junto con su esposa Juliana Awada antes de comenzar una agenda de reuniones en busca de nuevos inversores para la Argentina, en el marco de una nueva Asamblea de las Naciones Unidas.

No obstante, según la información difundida por Clarín, Macri tendrá el domingo libre, sin actividades oficiales, y desde su entorno descuentan que aprovechará el día para ver el Superclásico, que se disputa hoy en la Bombonera.

En esta nota