Macri le hizo tres "limpiezas energéticas" a su despacho en Casa Rosada

28 de enero, 2016 | 08.17

Mauricio Macri llegó a Casa Rosada y decidió hacer una serie de modificaciones al lugar. Pero no sólo de mobiliario, de los cuadros elegidos por la ex mandataria o mejoras edilicias. Hubo una muy particular: la "limpieza energética" en su despacho luego de descolgar algunos cuadros que habían quedado de la gestión anterior.

Según consigna el diario Clarín, el Presidente no podía estar en su sala ya que sufría "un dolor de cabeza insoportable y ningún analgésico le hacía efecto". Por tanto, uno de sus funcionarios le recomendó "hacer limpieza energética".

Aún no se confirmó si ésta la hizo su misteriosa guía budista, a la que sigue frecuentando para meditar una vez por semana aún como primer mandatario pero sí se sabe la cantidad de "limpiezas" que se hicieron en el lugar: tres.

Curiosamente también "limpiaron" la Residencia de Olivos, poco antes de comenzar las reformas para que, junto a Juliana Awada y su hija Antonia se vayan a vivir entre febrero y marzo.

Las fuentes se negaron a revelarle al matutino qué tipo de procedimientos se realizaron para la "limpieza", pero contaron que "fueron distintas técnicas", algunas que tienen que ver con la religión y otras no. Lo que también modificaron fue la aromatización de la oficina.

Además, al despacho le sacaron la mesa rectangular donde Cristina solía mantener sus entrevistas y la reemplazaron por una redonda, en la que ahora hay menos sillones y se eliminaron todos los cuadros que había puesto la ex presidenta allí: por ejemplo, las figuras de José de San Martín, Manuel Belgrano, Mariano Moreno y Manuel Dorrego.

"Parecía un museo. Ahora tiene una imagen más moderna", dicen desde el macrismo, quienes eliminaron los cuadros para cambiarlos por obras más modernas, como las del fallecido Luis Benedit, el pintor contemporáneo que coleccionaba Amalia Lacroze de Fortabat.

Además, desde el macrismo aseguran que, desde las limpiezas, "Macri ya no tiene dolores de cabeza".

En 2015 Macri reconoció que había consultado una bruja "para ser limpiado" por recomendación de un colaborador y dijo que le hizo "mucho bien: me ayudó a conocerme y a liberar energías".

Sin embargo, tras las críticas, había tuiteado: "Ante las versiones aclaro que no consulto ni brujas, ni brujos, ni magos, ni nada por el estilo". Creer o reventar...

Embed


Este contenido se hizo gracias al apoyo de la comunidad de El Destape. Sumate. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

¿Querés recibir notificaciones de alertas?