El presidente Mauricio Macri arribó a la ciudad sudafricana de Johannesburgo para participar como invitado en la décima Cumbre del BRICS, el grupo de economías emergentes más poderosas del mundo que integran Brasil, Rusia, India, China y el país anfitrión.

Allí, el Presidente se encontrará con el mandatario de Rusia, Vladimir Putin, luego de las polémicas declaraciones del ministro de Defensa, Oscar Aguad, que acusó al país europeo de "hackear" las elecciones en EE.UU. en 2016.

Además, Macri se encontrará allí con el presidente de Brasil, Michel Temer, que se sostiene en su cargo pese a la ya cada vez más evidente y escandalosa prisión política de su principal adversario, el ex mandatario Lula Da Silva.

Macri expondrá en el marco de la iniciativa "BRICS Plus", un espacio que promueve el bloque para profundizar la cooperación entre países emergentes mediante invitaciones a países como la Argentina, Jamaica, Turquía y Egipto.

El mandatario argentino mantendrá este mismo jueves reuniones con sus pares ruso, Vladimir Putin, y chino, Xi Jinping, y también con el primer ministro de la India, Narendra Modi.

Macri llegó el miércoles a Sudáfrica para asistir a la cumbre que se realizará en el edificio del Centro de Convenciones Sandton, un lugar en el cual normalmente se organizan congresos, pero que además es visitado asiduamente por turistas.

Apenas arribe al Aeropuerto Internacional OR Tambo, el Presidente recorrerá un trayecto de unos 20 minutos hasta el Hotel Hilton Sandton, donde la organización previó su alojamiento.

Posteriormente, dispondrá de tiempo libre hasta su reunión con el presidente de la Federación de Rusia, Vladimir Putin, en el Hotel Four Seasons en las afueras de Johannesburgo.

Más tarde mantendrá una reunión bilateral con el presidente de la República Popular China, Xi Jinping, en el Hotel Michelangelo, ubicado a metros de la Plaza Mandela. Con ambos mandatarios, Macri buscará analizar posibles inversiones de esos países, sobre todo relacionadas con la obra pública.

El jefe de Estado cerrará la intensa jornada con una bilateral con el Primer Ministro de la República de la India, Narendra Modi.

La cumbre del BRICS (acrónimo de la asociación económica-comercial puesta en marcha en 2008 por las cinco economías nacionales emergentes más importantes del mundo) se desarrollará en medio de la denominada "guerra comercial" iniciada por el mandatario de los Estados Unidos, Donald Trump, por lo cual esa temática podría monopolizar los debates previsto hasta el viernes en Johannesburgo.

Todas las naciones integrantes del BRICS tienen en común una gran población (China e India por encima de los 1.200 millones de habitantes, Brasil y Rusia por encima de los 140 millones y Sudáfrica casi 53 millones), vastos territorios y recursos naturales, además de una importante participación en el comercio mundial y destacado crecimiento de su PBI.