El presidente Mauricio Macri se mostró hoy a favor de "debatir todo el manejo inmigratorio" de la Argentina e hizo foco en el tema de las "reciprocidades", ya que se quejó de que "tiene la sensación de que se es demasiado generoso y abierto frente a otras realidades".

Luego de que cuatro extranjeros fueran detenidos durante los incidentes en las inmediaciones del Congreso la semana pasada cuando se debatía el proyecto de Presupuesto, el mandatario afirmó que está "de acuerdo en que hay que debatir todo el manejo inmigratorio del país".

LEER MÁS: La peor encuesta para Macri ante un eventual balotaje contra CFK

"En esta Argentina que madura todo tiene que ser debatido, no tenemos que tener miedo. Tenemos que sentarnos y debatir para ver cómo son las reciprocidades", remarcó el jefe de Estado.

En conferencia de prensa, el líder del PRO explicó su postura: "La Argentina es un país de una generosidad absoluta y todos estamos orgullosos de eso, pero también queremos ver que haya reciprocidad, porque sino uno tiene la sensación de que se es demasiado generoso y abierto frente a otras realidades".

En esta nota