El presidente Mauricio Macri anticipó este sábado que la Argentina "no va a reconocer" el resultado de las próximas elecciones presidenciales en Venezuela, de las que fue excluida la coalición opositora.

LEÉ MÁS: Foro de Davos: el chiste de Mauricio Macri sobre el Presidente de México

"La Argentina no va a reconocer esa elección", afirmó rotundo el mandatario, al insistir en que el presidente venezolano, Nicolás Maduro, ha transformado al país caribeño en una "dictadura".

La Corte Suprema de Venezuela -acusada por la oposición de servir al Gobierno- excluyó el pasado jueves a la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) de los comicios que se celebrarán antes del 30 de abril, dejando así vía libre al cuestionado jefe de Estado para revalidar su mandato.

"Maduro ha tomado el pelo a toda la región y al mundo entero, ha generado optimismo con intermediaciones de líderes de todas partes del mundo, pero lo único que ha hecho es seguir avasallando los derechos humanos", remarcó el líder del PRO en una entrevista con la AFP en París.

Y agregó: "Ahora dice que va a haber una nueva elección, sin opositores, y luego dirá que es un presidente elegido democráticamente. Nosotros vamos a seguir reclamando para que Venezuela vuelva a vivir en democracia".

Sobre eventuales sanciones latinoamericanas contra Caracas, el titular de la Casa Rosada señaló que es un tema que continuará "explorando", aunque agregó, pesimista, que cree que ya se ha hecho "todo lo que está al alcance".

El pasado viernes, tras reunirse con Macri, el presidente de Francia, Emmanuel Macron, se había mostrado "a favor" de incrementar las sanciones europeas contra Venezuela, en vista de la "deriva autoritaria inaceptable del régimen" de Nicolás Maduro.

"Debemos ser lúcidos, hemos tomado sanciones individuales contra dirigentes venezolanos, que han tenido un impacto limitado. Deseo que vayamos más allá", había afirmado el mandatario galo para luego insistir en la necesidad de que otros países "que tienen mayores vínculos económicos" con Venezuela tomen también sanciones.

Consultado sobre la posibilidad de que actúe como mediador en la crisis venezolana, Macri descartó totalmente esta opción. "He expresado, tal vez el primero, con contundencia, cuál es mi opinión de lo que está haciendo Maduro, con lo cual no soy la persona indicada", subrayó.

Y, agregó, "a esta altura creo que a él [Maduro] no le interesa nada de lo que se le plantée, él tiene claro que quiere tener un dominio sobre Venezuela por muchos años y aquel que no le guste lo que hace, lo que tiende a hacer es que se vaya de Venezuela".

En esta nota