La semana que viene, a dos meses de haber llegado al poder, Mauricio Macri retomará una de sus propuestas de campaña y pondrá en marcha una profunda ofensiva para ponerle freno a la inflación.

Según confirmaron al diario El Cronista, la suba de los precios es una de las obsesiones del Presidente que, para calmarla, relanzará la Comisión de Defensa de la Competencia para detectar y sancionar los aumentos excesivos en los precios.

De esta manera el Gobierno buscará evitar maniobras de monopolios, oligopolios y los empresarios que vulneren las reglas serán sancionadas.

Las fuentes de Casa Rosada que dialogaron con el matutino aseguraron, además, que Macri está conforme con los resultados de la reciente visita a Davos, en la que se reunió con varios jefes de Estado y líderes empresarios pero "las alternativas de inversiones extranjeras y algún que otro elogio a los cambios políticos en la Argentina no le impiden ver que las dificultades más urgentes están en el frente interno del país".

"Tenemos que resolver la conflictividad y hay que seguir el camino del gradualismo para evitar el choque", les ha dicho Macri a sus colaboradores.