El juez Marco Aurelio Mello anunció que el Supremo Tribunal Federal de Brasil postergó hasta la semana que viene el tratamiento de una causa que permitiría la liberación del ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva.

La medida disminuye la expectativa en torno a la decisión que deberá tomar la máxima corte sobre la ratificación o no de la prisión al ex jefe de Estado.

La medida sobre la que tiene que pronunciarse el juez Mello es una acción de inconstitucionalidad que había presentado el Partido Ecológico Nacional (PEN), conocido como Patriotas. Sin embargo, ese partido de la derecha brasileña afirmó que quiere retirar la demanda para no beneficiar a Lula.

La corte deberá definir si mantiene la jurisprudencia de 2016, orinada por la Operación Lava Jato, que se opone a las garantías constitucionales de libertad.

En otro orden, el juez Sérgio Moro, a cargo de la Operación Lava Jato, prohibió, por considerar "privilegios", visitas políticas al ex mandatario en la Superintedencia de la Policía Federal en Curitiba, adonde fueron nueve gobernadores, que repudiaron la prohibición del ingreso.