El ex presidente de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva intentó salir de la sede del Sindicato de los Metalúrgicos en las afueras de San Pablo, para dirigirse al aeropuerto de Congonhas, desde donde debe volar a Curitiba para entregarse a la Justicia, pero cientos de seguidores le impidieron dejar el lugar en el que se refugia desde hace dos días.

LEÉ MÁS: El discurso completo de Lula: "Cada uno de ustedes se trasformará en un Lula"

Embed

El dirigente, que es el favorito para las elecciones de este año, anunció en la mañana del sábado ante miles de simpatizantes que está decidido a entregarse para cumplir una condena a 12 años de cárcel, al final de una misa en Sao Bernardo do Campo (Estado de Sao Paulo) en la que reafirmó su inocencia.

Embed

"Voy a cumplir la orden de cárcel (...) y cada uno de ustedes se trasformará en un Lula", afirmó el líder de la izquierda, que se proclamó inocente y acusó al juez Sergio Moro, que lo condenó por corrupción, de "mentir".

Al final de su emotiva alocución, Lula fue llevado en andas por la multitud.

En esta nota