a pocas semanas de las elecciones en Brasil, que se celebrarán el próximo 7 de octubre, Luiz Inacio Lula da Silva continúa al frente en los números y ganaría la primera vuelta con tranquilidad, pero no le alcanzaría para evitar el ballotage.

Los sondeos de diversas fuentes, como Datafolha y XP Presidential Poll, siguen apuntando al ex mandatario como ganador de la primera vuelta sin inconvenientes,, sin embargo, una decisión de la Justicia lo puede borrar de la contienda.

La ley de "ficha limpia" podría ser utilizada para sacar a Lula de la carrera presidencial, ya que impide a impide a personas con condenas firmes ser candidatos.

De hecho, el Tribunal electoral recibió 16 impugnaciones a la candidatura y deberá responderlas antes del 17 de septiembre.

Por detrás de Lula continúa el diputado de ultraderecha Jair Bolsonaro, del Partido Social Liberal. Sin embargo, en un escenario sin Lula, el liderazgo no cambiaría debido a que los votantes del líder del PT se dispersan entre diversos candidatos.

En esta nota