El amor vence al odio y se reveló que el ex presidente de Brasil Luiz Ignacio Lula Da Silva, que se encuentra preso desde abril del 2018, estaría enamorado y su primera intención tras salir de la cárcel es casarse.

Así lo reveló el ex ministro de Hacienda Luiz Carlos Bresser-Pereira, uno de los pocos que visitan periódicamente al ex mandatario: "Él está en óptima forma física y psíquica. Su mayor preocupación es que sea reconocida su inocencia. Está enamorado y su primer proyecto al salir de prisión es casarse", aseguró.

Embed

Según revelaron periodistas del país vecino, la nueva pareja se llama Rosángela, una socióloga de 43 años a quien conoció en las caravanas de la última campaña electoral, previo a su encarcelamiento.

"Lo voy a pedir. Quiero ir para casa. Ahora bien, si tengo que renunciar a seguir en la lucha por mi defensa, no tengo ningún problema en seguir aquí", en referencia a lo que el espera sea un beneficio con el régimen de prisión domiciliaria, tras recibir una reducción de la pena a 8 años y 10 meses.